En esta sección

  • Con carácter

    Una dieta saludable

    Dada nuestra humana debilidad, el cuerpo desea y necesita de todo; pero debemos ser prudentes, porque no todo lo que consumamos nos conviene.

  • Ajkem

    Quinto lugar a nivel mundial

    La violencia disminuirá cuando el gobierno Patriota invierta más en educación, salud, infraestructura y programas de prevención.

  • Cordura social

    La conspiración de la mentira

    Cuando los niños mientan, aproveche para invitarlos a usar esa inteligencia, esa astucia y creatividad en beneficio de la pureza.

  • Divino tesoro

    Día de los Santos Difuntos

    Con "una candelita para las ánimas benditas" es como vivimos esta tradición…

  • EDITORIAL

    Los beneficios del ahorro más allá de la confianza

    Cuando alguien tiene certeza de algo, la primera sensación que le genera es seguridad.

  • Fluir y fluir

    Rehacerse es un arte

    "En medio de las dificultades aguardan las posibilidades", Albert Einstein.

  • Colaboración

    ¡No necesitamos más miedo!

    Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Fluir y fluir

Las dimensiones del trabajo

Por Laura Ronquillo · Viernes 3 de mayo 2013

Al analizar la filosofía del trabajo se percibe una múltiple dimensión, cósmica, social y personal, lo mismo que una dimensión objetiva y subjetiva.

¡Bendito sea el trabajo por sus beneficios y su múltiple dimensión: cósmica, social, personal, objetiva y subjetiva!

Desde la perspectiva de la dimensión cósmica, se deduce que el trabajo transforma el mundo. Trabajar es completar el mundo, hacer que tenga más sentido, hacer que los seres tengan identidad propia. Monseñor Raffaello Martinelli, teólogo y pedagogo, afirma que el trabajo, por su dimensión cósmica, es fuente de enriquecimiento y de transformación de la creación. Mediante el trabajo el hombre gobierna con Dios el mundo, junto a Él, que es su Señor, y hace cosas buenas para sí y para los demás, valorizando los recursos naturales. Del análisis del trabajo, en el contexto de la dimensión social, resultan las siguientes consideraciones: la persona que trabaja no sufre soledad, se relaciona con otros. Cobra valor ante los demás por su esfuerzo, por lo que produce, por sus servicios, agrega valor al grupo. En el trabajo se produce sinergia, se unen esfuerzos, se logra eficiencia, intercambio de fortalezas, de valores morales, tales como la cooperación, solidaridad, generosidad, amistad, compromiso y otros. También coincido con lo que expresa Víctor M. Arjona Barbosa: el trabajo es puente y vínculo de las generaciones, en una dimensión social que trasciende lo meramente transitorio y circunstancial de aquí y del ahora. Algunos autores han hecho un análisis del trabajo decente y expresan puntos de vista filosóficos y espirituales. Se han referido a la dimensión personal del trabajo, aseguran que el trabajo realiza a la persona. Tiene como base los derechos humanos, sobre todo con mecanismos de organización y participación. Se puntualiza que el trabajo tiene también un valor pedagógico, creativo y meritorio, que aumenta la dignidad de la persona, porque le permite cumplir con una misión en la vida, que le ha sido encomendada al hombre. ¡Bendito sea el trabajo!

Comentario(s)

elQUETZALTECO se reserva el derecho a publicar o aprobar cualquier comentario que contenga lenguaje soez, vulgar, discriminativo, racista y/o que no esté dentro de los lineamientos de conducta y lenguaje adecuados. Cualquier usuario tiene derecho a expresar libremente su opinión con respecto al tema de cada artículo, los comentarios con críticas y/o en desacuerdo con lo planteado en ellos no serán borrados siempre y cuando se hagan de forma respetuosa y dentro de lo estabecido por estas normas.

Además puedes leer

Otras noticias en esta sección

OFITO

Día de los Santos

Lo último

Encuesta

Esta semana se celebra el Día del Ahorro. ¿Usted ahorra?

Destacamos

Sábados de carnes

Croquetas de amaranto

Croquetas  de amaranto

Opinión

Multimedia

Foto del día

ESTADOS UNIDOS · Linternas de Jack se muestran en una exposición que cuenta con más de 5 mil calabazas iluminadas, talladas a mano por artistas profesionales en La Cañada Flintridge, California.

ILUMINAN UN CUARTO DE MILLA

Viernes 31 de octubre de 2014 | AFP

ESTADOS UNIDOS · Linternas de Jack se muestran en una exposición que cuenta con más de 5 mil calabazas iluminadas, talladas a mano por artistas profesionales en La Cañada Flintridge, California.

Fotorreportajes y video

Edición impresa